Museo Provincial de Ciencias Naturales Florentino Ameghino

HUELLA ECOLÓGICA

Nuestra demanda de recursos necesita más de un planeta y medio para satisfacerse. 
NUESTROS IMPACTOS EN EL PLANETA YA SON VISIBLES
La Huella Ecológica es la medida del impacto de las actividades humanas sobre la naturaleza, representada por la superficie necesaria para producir los recursos y aboserber los impactos de dicha actividad. Esta superficie suma la tierra productiva (o biocapacidad) necesaria para los cultivos, el pastoreo y el suelo urbanizado, zonas pesqueras y bosques el área de bosque requerida para absorber las emisiones de CO2 de carbono que los océanos no pueden absorber. Tanto la biocapacidad como la Huella Ecológica se expresan en una misma unidad: hectáreas globales (hag).

NOS COMEMOS EL PLANETA: NUESTRA DEMANDA DE RECURSOS
NECESITA DE MÁS DE UN PLANETA Y MEDIO PARA SATISFACERSE
El estudio incluye los datos más actualizados de la Huella revelando que, para satisfacer sus necesidades actuales, la humanidad está consumiendo una cantidad de recursos naturales equivalente a 1,6 Planetas. De seguir así, en 2020 se necesitarían 1,75 Planetas, y 2,5 Planetas en 2050.

Para contrarrestar esta tendencia, hay que mejorar de forma urgente la manera en que producimos, escogemos y consumimos los recursos, sobre todo en los campos de la alimentación y la energía.

10 CONSEJOS PARA REDUCIR TU HUELLA ECOLÓGICA
1. Toma conciencia. Mentalízate de que toda acción que realizas tiene una consecuencia.
2. Considera si realmente necesitas lo que vas a comprar o si hay alternativas.
3. Da la máxima vida a tus cosas. Repara lo que se te estropee antes de tener que tirarlo.
4. Camina, pedalea, utiliza el transporte público. 
5. Comparte el viaje. Si no hay más remedio que ir en auto, compartí tu auto con amigos, vecinos o compañeros de trabajo.
6. Reduce residuos. Opta por envases grandes con pocos envoltorios. Cada uno de nosotros producimos cada año una cantidad de basura igual a 10 veces nuestro peso.
7. Reutiliza lo que puedas y recicla.
8. Ahorra energía. Hay electrodomésticos y bombillas de bajo consumo que, además, duran más. Concretamente una bombilla de bajo consumo dura 10 veces más que una normal.
9. Evita dejar aparatos en stand-by o los cargadores enchufados, ya que siguen gastando energía. Un aparato en stand-by está consumiendo un 6,6% de electricidad.
10. Ahorra agua innecesaria. Un grifo goteando tira 50 litros de agua en una semana.

Fuente: WWFSpain / AragonValley.com