Museo Provincial de Ciencias Naturales Florentino Ameghino

RATÓN COLILARGO

El Hantavirus y su portador

EL RATÓN DE COLA LARGA
También llamado colilargo (Oligoryzomys sp.) es una especie de roedor de la familia Cricetidae. Vive en Chile y en Argentina a menos de 2000 msnm, en zonas rurales y cerca de cursos de agua.

Es un pequeño roedor de pelaje corto y suave, dorso café claro a amarillo ocre y vientre grisáceo. Es llamado «colilargo» o «de cola larga» puesto que su cola mide dos veces su cuerpo: El cuerpo mide entre 6 y 8 cm mientras que la cola alcanza los 11 y 15 cm de longitud. Pesa entre 17 y 35 gramos.

Es de hábitos nocturnos aunque tiene periodos de actividad crepuscular. Es saltador, se desplaza dando saltos. Trepa a los árboles, desplazándose por el dosel del matorral y árboles de poca altura, durante la época reproductiva, lo que le permite construir nidos arbóreos u ocupar nidos de aves abandonados.

Come semillas, frutos, pequeños artrópodos, pequeños reptiles y hongos. Las hembras se reproducen a los pocos meses de edad, y pueden tener hasta tres camadas al año con cinco crías en promedio cada una.

Un 5 % de los ejemplares de esta especie es portador del virus hantavirus y lo puede transmitir a los humanos. En Argentina existen tres zonas endémicas: norte (Salta y Jujuy), centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos) y sur (Neuquén, Río Negro y Chubut). En el país, circulan 10 cepas virales distintas de hantavirus.

QUÉ ES EL HANTA
Se trata de una enfermedad viral aguda grave, que se transmite a través de la saliva, orina o heces de los ratones (aunque algunas cepas han mutado y como la Andes, ahora puede contagiarse por contactoo interhumano). El Hantavirus -causada por el virus Hanta- produce dos tipos de afecciones en las personas: fiebre hemorrágica con síndrome renal o el síndrome pulmonar por hantavirus -una afección pulmonar muy grave-.

CÓMO SE CONTAGIA
El virus se transmite a través de la saliva, orina o heces de los ratones; al secarse se combina con el polvo y se transporta por el aire, razón por la cual se puede contagiar al inhalar aire contaminado en lugares abiertos o cerrados. También se puede contagiar por mordeduras o contacto directo con ratones (silvestres, principalmente los colilargos) o en algunos casos entre seres humanos.

CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS
Los síntomas son muy similares a los de un estado gripal como, por ejemplo, fiebre, escalofríos, fatiga, malestar o presión arterial baja, dolor de cabeza y tos siendo las áreas de dolor común el abdomen, los músculos o el pecho. En cuanto a los síntomas gastrointestinales, la persona contagiada puede experimentar diarrea, náusea o vómitos. También pueden sufrir dificultades para respirar o generar líquido en los pulmones.

RECOMENDACIONES
Se aconseja tener en cuenta para evitar el contagio de hantavirus en zonas de riesgo rurales o suburbanas:

-Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.
-No acampar cerca de matorrales o leña acumulada, ni con agua estancada.
-Si se va a cabañas o refugios, es necesario abrirlas y ventilarlas por varias horas antes de instalarse.
-Limpiar con paños húmedos para no levantar residuos y no caminar por zonas sin huella humana, ya que pueden estar en contacto con excremento, orina o saliva del ratón.
-Circular sólo por sendas y con calzado cerrado.
-En lo posible no visitar lugares donde la cepa local haya mutado permitiendo el contacto entre humanos. En el caso de hacerlo evitar la permanencia en lugares cerrados, llevar barbijo y lavarse frecuentemente las manos.
-Acatar siempre las recomendaciones de los profesiuonales de la salud. 

IMPORTANTE
Hasta el momento, no estamos frente a una situación excepcional desde lo epidemiológico. Por ser esta una enfermedad endémica en nuestro país todos los años se presentan casos y esta es la época de mayor circulación del virus. Solo en la provincia de Santa Fe, en el 2018 se registraron 15 casos. Por tanto es importante tomar los recaudos necesarios.

El período de incubación de la enfermedad puede llegar a ser de hasta 45 días luego de la exposición, con lo cual los síntomas pueden presentarse mucho después de la exposición al virus. En caso de presentar fiebre alta, dolor de cabeza y del cuerpo, o síntomas similares a una gripe o molestias gastrointestinales se debe consultar al médico o recurrir al hospital o centro asistencial más cercano.

Fuente: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable / Diario Clarín / La República